NOTICIAS

El historicismo en un futuro posthumanista, analizará el profesor Pablo Aravena en encuentro internacional

Terceras Jornadas Nacionales de Filosofía y Epistemología de la Historia se desarrollaran entre el 27 al 29 de junio en Universidad Nacional del Comahue, Argentina

 

 

En representación del Centro de Estudios Interdisciplinarios en Teoría Social y Subjetividad (CEI TESyS) de la Facultad de Humanidades, participó el profesor Pablo Aravena, director del Instituto de Historia y Ciencias Sociales, en las Terceras Jornadas Nacionales de Filosofía y Epistemología de la Historia, “Políticas del tiempo y políticas de la historia”, que se desarrollaran entre el 27 y 29 de junio en Neuquén, Argentina.


La actividad es organizada por el Centro de Investigación en Filosofía de las Ciencias Sociales y Humanidades de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue. El doctor Aravena expondrá en esta ocasión “¿El devenir mistificador del historicismo? Sobre la vigencia crítica del historicismo en un contexto posthumanista”, dentro del Simposio “Horizontes teóricos: acción, interpretación, temporalidad”.


Respecto de su ponencia, explica Pablo Aravena que “busca plantear la pregunta por el futuro del historicismo. El historicismo no es simplemente algo propio de la historiografía, sino que es un modo de pensamiento propio del sujeto moderno, quizá una de las elaboraciones más complejas de la modernidad. El historicismo es el arte de historizarlo todo, es la actividad de revelar los orígenes contingentes (e innobles) de todo aquello que se nos presenta como sagrado, definitivo, natural e intocable. Por esto mismo es un procedimiento crítico, que abre paso a la intervención política, sin que la política necesariamente la requiera, pero ayuda a que el momento de la política se aproxime sólo por el hecho de considerar el orden de cosas presente como ‘no necesario’, y si entendemos el momento de la política como el del instante de la decisión, de la acción transformadora”.


Sobre este punto, añade: “Uno podría decir que ese pensamiento siempre es oportuno. Pero hay importantes planteamientos en el pensamiento contemporáneo, y no pocos fenómenos de la realidad, que permiten poner en duda la eterna eficacia crítica de este pensamiento: por ejemplo, si es que las actuales relaciones de dominación estuvieran caracterizadas por integrar la misma perspectiva historicista, ¿no sería el historicismo ahora un coadyuvante de la mistificación? Podría ser esta una posible hipótesis de por qué hay tanta crítica y no obstante la dominación parece ser más impenetrable que nunca. Se podría dar incluso el trágico escenario de que los más radicales críticos fueran quienes mejor trabajan para el reforzamiento de la dominación. Es más o menos este el problema dicho con extrema y temeraria rusticidad. Hay que ponerse a pensar todo, incluso las herramientas en que generaciones han puesto su esperanza de un mundo mejor… Bruno Latour ha llegado a sostener que debemos suspender la esperanza si queremos pensar más allá de los parámetros habituales. Es peligroso, es impertinente y políticamente ambiguo, pero es así la actividad del pensar”.


Respecto de la importancia de representar a la Universidad de Valparaíso en las Jornadas Nacionales de Filosofía y Epistemología de la Historia, señala el profesor Aravena que “viajo a exponer como investigador del CEI TESyS, que reúne a académicos y académicas de Sociología, Derecho e Historia. La ponencia que llevo es de alguna manera el modo en que se articulan mis intereses investigativos de años con el quehacer del Centro. Puntualmente, ese punto de cruce tiene que ver con la correspondencia, o no, de un saber moderno llamado historia con el modo en que parece constituirse hoy el sujeto en el capitalismo avanzado o bien el neoliberalismo. Era del todo pertinente exponer estos avances, y es una ocasión en donde someter a crítica los propios planteamientos, como también mostrar un poco lo que se hace en este Centro, pues de alguna manera están contenidas las opiniones, sugerencias y perspectivas de los demás colegas. Exponer y recibir críticas tiene sentido en sí mismo, no me imagino una saber producido de otro modo, a veces en el ‘negocio’ académico se nos olvida que ‘exponer’ es exponerse, pero no hay otro camino”.